Suiza con niños Un viaje muy especial

Suiza en el  Tren Verde de los Alpes un viaje para hacer en familia donde recorrerás auténticos paisajes de cuento.

El  Tren Verde de los Alpes, un tren moderno y panorámico que va desde Domodossola a Berna en la antigua línea Simplon y Lotschberg y que atraviesa una naturaleza maravillosa y pueblos fascinantes con innumerables propuestas itinerarios, ideal para familias.

Las grandes ventanas de vidrio del Tren Verde de los Alpes permiten ver de forma privilegiada panoramas alpinos desde el Piamonte hasta el corazón de los Alpes suizos pasando por el Valais hasta el Oberland bernés.

El viaje dura dos horas y veinte si lo hicieras de forma interrumpida pero la mejor forma de disfrutarlo es realizar  algunas y recrearte en  este itinerario maravilloso que está muy indicado para familias y que te recomendamos realices en un fin de semana.

Algunas de estas paradas son Brig con el castillo de Stockalper, Kandersteg con el lago Oeschinen en los Alpes de la Unesco, Spiez con su castillo rodeado de viñedos, el lago Thun e Interlaken, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

De cada ubicación, además, parten muchos itinerarios para todos los estilos y gustos, todos perfectamente conectados por la Swiss Travel System, la red de transporte público de Suiza.

KANDERSTEG, su Castillo, su lago y su hotel Belle Epoque

Especialmente recomendado si vas con niños no perderte las paradas de Kandersteg, un pueblo ubicado en Berna Oberland, a 1200 metros de altura con unas maravillosas vistas al monte Blümlisalp.

En invierno un paraíso para la practica del ski de fondo y en verano el sitio ideal para realizar excusiones en familia y donde se realizan muchas actividades para niños como senderos temáticos para familias y la ruta de autobús postal más empinada de Europa.

Si viajas en invierno, anota unas fechas: a finales de Enero la zona se convierte en una auténtica recreación de la Belle Epoque.

Te recomendamos quedarte una noche por lo menos en Kandersteg y  realizar estas  dos excursiones:

  • El lago alpino Oeschinen (en alemán Oeschinensee) al que se llega en teleférico panorámico. Rodeado de un paisaje impresionante con los Alpes Jungfrau-Aletsch de la Unesco al fondo, podemos nadar en el lago, alquilar un bote, simplemente tumbarnos en los prados  o hacer pequeñas rutas de senderismo indicadas para ir con niños, comer con vistas al lago y desatar toda nuestra adrenalina en el tobogán de verano cerca de la estación de montaña.
  • El Lago Azul, Blausee, al que se puede llegar a pie o en autobús. El lago toma su nombre de los tonos de azul que lo caracterizan. Es un lugar muy tranquilo para ir con niños incluso si son muy pequeños ya que no hay problema en desplazarse con cochecitos, tiene sombra, tiene un bonito parque infantil, césped y tumbonas de madera donde relajarse mientras los niños juegan.

En Kandersteg es muy conocido en Hotel Belle Epoque Victoria un hotel con piscina cubierta, salas de juegos y club infantil.

Thun: a través de los callejones del casco antiguo y en el castillo de cuento de hadas

La siguiente parada muy recomendada es Thun, ubicado en el extremo noroeste del Lago Thun y cuyo símbolo es el Castillo de Thun, una visita imprescindible con niños ya que suelen realizar actividades para familias y se podrán poner casco, escudo y espada y montar un caballo de madera como auténticos caballeros.

El caso antiguo de Thun tiene un encanto especial con calles adoquinadas y tiendas pequeñas con mucho encanto.

En verano tiene lugar el festival Thunerseespiele un evento músical considerado uno de los más importante de Europa, con un escenario sobre el agua del lago Thun espectacular. www.thunerseespiele.ch

En verano también te recomendamos dar un paseo en el barco de vapor de la Belle époque por el lago Thun

Desde Thun os recomendamos hacer la excursión en barco (billete incluido en el Swiss Travel Pass o en el billete de un día para el Green Train) hasta Spiez, donde es imprescindible un paseo en el pequeño tren para los niños!

SPIEZ: El tren de los niños, su Castillo y el Museo del Juguete

Es el tren Spiezer Zugli, que conecta el muelle con la estación.

Spiez nos recibe con otro castillo bien conservado con un museo adjunto y diversas actividades para niños.

Spiez tenéis además El Museo del juguete un viaje al mundo del niño de antaño. El Museo del juguete de Spiez se inauguró en 2005 gracias a una iniciativa privada. La colección muestra, a través de sus diferentes salas, un amplio espectro del mundo infantil y del juego desde los años 1850 hasta 1950: muñecas, ositos de peluche, juegos de construcción, tiendas de alimentos, cocinas de juguete, trenes, coches de juguete, soldaditos de plomo, libros para niños, juegos de mesa, y mucho más. Los recuerdos se reavivan y los niños descubren el mundo lúdico de sus abuelos y bisabuelos.

www.spielzeugmuseum-spiez.ch

Siguiente parada desde la estación de Spiez tren que nos lleva en 10 minutos a Interlaken, la famosa estación suiza enclavada entre dos lagos, Thun y Brienz, rodeada de altísimas cumbres y punto de acceso al Jungfrau. Un corto paseo para llegar a la estación Harder Kulm, donde comienza el tren de cremallera y sube la montaña y, durante mucho tiempo, ¡incluso dentro de la montaña! Aquí estamos a 1.322 metros sobre el nivel del mar en la cima de la cima de Interlaken, donde tiene una vista espacial de los lagos, los picos y la ciudad.

Información sobre el Tren Verde:

En verano, la promoción del pase de un día es válida a 59 euros por persona e incluye el tramo del Tren Verde Domodossola-Berna + los barcos en el lago de Thun.
Vale la pena comprar el Swiss Travel Pass y tener libertad de movimiento en medios de transporte, trenes, autobuses y barcos (por ejemplo, el funicular Harder Kulm estaba incluido en Swiss Travel Pass, pero no en la tarjeta Green Train. así como la entrada a más de 500 museos, y descuentos de hasta el 50% en algunas excursiones.

Deja un comentario