KUMON EN QUE CONSISTE?

El Método Kumon es un enfoque educativo desarrollado por el profesor japonés Toru Kumon en la década de 1950. Este método se centra en el aprendizaje autodirigido y la práctica sistemática para desarrollar habilidades matemáticas y de lectura.

Kumon PRINCIPIOS BÁSICOS

  1. Aprendizaje autodirigido: En el Método Kumon, se fomenta que los estudiantes trabajen de manera independiente y a su propio ritmo. Los materiales se organizan de manera progresiva, permitiendo que los estudiantes avancen gradualmente a medida que dominan cada nivel.
  2. Material estructurado y progresivo: Los estudiantes comienzan con ejercicios fáciles y, a medida que demuestran competencia, avanzan hacia problemas más difíciles. Esto asegura una construcción gradual de habilidades y una sólida comprensión de los conceptos.
  3. Repetición y práctica continua: Se enfatiza la práctica constante y repetitiva para fortalecer la memoria y mejorar la fluidez. Los estudiantes realizan una gran cantidad de ejercicios en cada sesión, lo que contribuye a la automatización de habilidades.
  4. Diagnóstico y corrección oportuna: Los instructores Kumon realizan evaluaciones periódicas para identificar las áreas de dificultad de un estudiante. Luego, se proporciona instrucción y material adicional específico para abordar esas áreas y fortalecer la comprensión.
  5. Avance basado en la competencia, no en la edad: En el Método Kumon, el avance no está limitado por la edad del estudiante. Los niños avanzan a su propio ritmo, lo que permite a los más talentosos progresar rápidamente y a aquellos que necesitan más tiempo para consolidar habilidades hacerlo sin presión externa.
  6. Enfoque en matemáticas y lectura: Tradicionalmente, el Método Kumon se ha centrado en las áreas de matemáticas y lectura. Los estudiantes comienzan con ejercicios de nivel básico y avanzan gradualmente a problemas más complejos y textos más avanzados.
  7. Desarrollo de habilidades más allá del aula: El Método Kumon no se limita al entorno escolar. Los estudiantes trabajan en casa con material proporcionado por el programa, lo que fomenta la participación activa de los padres en la educación de sus hijos.

Es importante destacar que mientras el Método Kumon tiene seguidores y ha demostrado ser efectivo para muchos estudiantes, no es el único enfoque educativo exitoso. Cada estudiante es único, y diferentes métodos pueden adaptarse mejor a las necesidades individuales.

Ejercicios Kumon

Matemáticas:

  1. Sumas y restas básicas: Ejercicios para fortalecer las habilidades fundamentales de suma y resta.
  2. Tablas de multiplicar: Problemas diseñados para que los estudiantes practiquen y memoricen las tablas de multiplicar.
  3. Operaciones con fracciones y decimales: Ejercicios para mejorar la comprensión de las operaciones con números fraccionarios y decimales.
  4. Problemas de lógica y razonamiento: Actividades que fomentan la resolución de problemas y el pensamiento lógico.

Lectura:

  1. Comprensión de lectura: Pasajes seguidos de preguntas para evaluar la comprensión del estudiante.
  2. Vocabulario: Ejercicios destinados a ampliar el vocabulario del estudiante mediante la exposición a nuevas palabras y contextos.
  3. Identificación de patrones de palabras: Actividades que ayudan a desarrollar la capacidad de reconocer patrones y reglas fonéticas.
  4. Análisis de oraciones y párrafos: Ejercicios que involucran la descomposición y comprensión de estructuras gramaticales.

Es importante tener en cuenta que el Método Kumon es un programa estructurado y secuencial. Los estudiantes avanzan a través de los ejercicios a su propio ritmo, consolidando habilidades antes de pasar a niveles más avanzados. Si estás interesado en el Método Kumon para tu hijo, te recomendaría contactar con un centro Kumon local para obtener información específica y personalizada sobre cómo empezar.