Las Bases del Apego. Que es y como afecta al desarrollo de los niños.

EL APEGO Y EL DESARROLLO EN LOS NIÑOS

El apego es la primera relación que tiene el bebé con la figura materna o el cuidador principal, el apego no termina con el nacimiento y tampoco con la lactancia es un vínculo con las personas significativas para nosotros y que nos acompañará toda la vida.

El apego sirve de base a las personas para todas las relaciones afectivas que vayan a tener en la vida

La teoría del apego fue promulgada por Bowlby  (1969, 1973, 1980). Basó gran parte de la teoría en las observaciones que hacía de niños con problemas de adaptación Tanto en centros clínicos como en instituciones donde los bebés eran separados de sus madres biológicas también realizó esa observación con primates y su descendencia

Pese a los años que hace desde que se formuló esta teoría su aplicación sigue estando vigente en la base de los mecanismos vinculados a la desestabilización de niños menores víctimas de maltratos y adultos que tienen dificultad para manejar sus relaciones de intimidad.

Asimismo, esta teoría tiene su importancia para entender qué efectos puede tener la crianza realizada por progenitores que no han tenido un apego seguro

La conducta apegos adaptativa y ha ido evolucionando con la selección natural porque es una ventaja para que el niño sobreviva cuando manifiesta conductas infantiles como llorar, aferrarse, succionar, sonreír y seguir al cuidador Si el bebé tiene algunas de esas conductas y su cuidado responde él se sentirá seguro.

Bebé llora su madre la atiende es igual apego seguro.

Base segura a través de la cual el bebé y posteriormente el niño explorar a su entorno busca la proximidad del cuidador cuando sienta amenaza

Cuando el niño se siente inseguro no confía en su cuidador aumenta la probabilidad de que responda con miedo o ansiedad. Esto puede llevar a dos conductas bien que el niño intente aferrarse a su cuidador en exceso o bien adoptar una actitud defensiva hacia su cuidador.

Hay cuatro tipos de apego en función del vínculo que se ha creado entre el bebé y su cuidador.

apego seguro

EL niño se siente querido aceptado y valorado el cuidador la proporcionado al bebé los cuidados y la seguridad necesarios. El cuidador ha estado pendiente de las necesidades del bebé No solo las primarias como limpieza alimentación etcétera sino las afectivas.

Este tipo de apego será la base para que el niño crezca seguro y lleve a cabo una vida independiente.

apego ansioso

el niño no confía en sus cuidadores y tiene una sensación constante de inseguridad. esto suele suceder cuando la figura del apeo no es constante en la atención al recién nacido sino que muestran inconsistencia Las conductas de cuidado y seguridad unas veces están y otras no están.

Este tipo de apego hace que el niño sienta miedo ante la separación se siente inseguro y con miedo a que el cuidador le abandone explorar el ambiente de forma poco relajada procurando no alejarse demasiado de la figura de apego. El adulto que haya tenido un apego de este tipo posiblemente muestre conductas de temor hacer abandonado por sus seres queridos y que muestren dependencia emocional.

APEGO EVITATIVO

La figura del cuidador en este caso o no existe 1 aporta al recién nacido cuidados y seguridad. el niño asume que no puede contar con la figura de apego Que presenta conductas de distanciamiento y despreocupación ante la separación.

Diversos estudios han comprobado que estos niños presentan signos fisiológicos de estrés, han crecido sintiéndose poco queridos y esto hace que no desarrollen la empatía ni entiendan las relaciones de intimidad. En la edad adulta se producen sentimientos de rechazo hacia las relaciones íntimas

Qué conclusión sacamos de todo esto

La figura del apego en el recién nacido en el niño y del adolescente es fundamental para qué sea un adulto psicológica y socialmente sano.

La figura del apego no cae excesivamente la responsabilidad de la madre, las necesidades laborales hacen que esto a veces sea imposible pero existen alternativas para que el niño de pequeño se sienta atendido y querido.

Algunos puntos clave sobre el apego y su relación con el desarrollo son los siguientes:

  1. Desarrollo Infantil:
    • Apego en la Infancia: Durante los primeros años de vida, el apego seguro entre un bebé y sus cuidadores proporciona una base sólida para el desarrollo emocional y social. El bebé desarrolla una sensación de seguridad y confianza en sus cuidadores.
    • Influencia en la Personalidad: La calidad del apego puede influir en la formación de la personalidad y en la capacidad para establecer relaciones saludables en el futuro.
  2. Teoría del Apego de Bowlby:
    • Fases del Apego: Bowlby identificó diferentes fases en el desarrollo del apego, como la fase de apego seguro, la fase de apego ansioso-evitativo y la fase de apego ansioso-ambivalente.
    • Rol de los Cuidadores: Los cuidadores desempeñan un papel crucial en el desarrollo del apego al proporcionar seguridad, afecto y atención a las necesidades del bebé.
  3. Apego en la Adultez:
    • Continuidad del Apego: El apego establecido en la infancia puede influir en las relaciones adultas. Las personas tienden a reproducir patrones de apego en sus relaciones románticas y amistades.
    • Impacto en la Salud Mental: La calidad de las relaciones afectivas en la adultez puede tener un impacto significativo en la salud mental.
  4. Intervenciones y Apoyo:
    • Intervenciones Tempranas: La identificación y la intervención temprana en casos de apego inseguro pueden ayudar a mejorar el desarrollo emocional del niño.
    • Apoyo a los Cuidadores: Proporcionar apoyo a los cuidadores, especialmente en situaciones de estrés o desafíos, puede ser beneficioso para fomentar un apego seguro.

En resumen, el apego juega un papel fundamental en el desarrollo humano, influyendo en la formación de la personalidad, las habilidades sociales y la salud mental a lo largo de la vida. Fomentar relaciones seguras y afectuosas desde la infancia es crucial para un desarrollo emocional saludable.

El apego inseguro en la infancia puede tener diversas consecuencias y secuelas en el desarrollo emocional y social de una persona a lo largo de su vida. Estas secuelas pueden manifestarse de diferentes maneras en la infancia, la adolescencia y la adultez. A continuación, se describen algunas de las posibles secuelas del apego inseguro:

Consecuencias de un apego Inseguro en la vida adulta

  1. Dificultades en las Relaciones Interpersonales:
    • Las personas con apego inseguro pueden experimentar dificultades para establecer y mantener relaciones saludables.
    • Pueden tener miedo a la intimidad o, por el contrario, buscarla de manera ansiosa.
  2. Baja Autoestima y Autoimagen:
    • El apego inseguro puede afectar la autoestima y la percepción de uno mismo.
    • La falta de una base segura en la infancia puede llevar a la duda y la inseguridad en la vida adulta.
  3. Problemas de Regulación Emocional:
    • Las personas con apego inseguro pueden tener dificultades para regular sus emociones.
    • Pueden experimentar cambios abruptos en el estado de ánimo, ansiedad o dificultades para lidiar con el estrés.
  4. Comportamientos de Apego Desorganizado:
    • En algunos casos, el apego inseguro puede manifestarse como un apego desorganizado, caracterizado por comportamientos contradictorios y confusos en las relaciones.
  5. Problemas de Confianza:
    • El apego inseguro puede afectar la capacidad de confiar en los demás.
    • Puede generar un temor constante a ser abandonado o rechazado.
  6. Impacto en el Rendimiento Escolar y Laboral:
    • Dificultades académicas o laborales pueden ser consecuencias del apego inseguro, ya que puede afectar la concentración y la autoeficacia.
  7. Riesgo de Problemas de Salud Mental:
    • Existe un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental, como la ansiedad, la depresión o trastornos de la personalidad en individuos con historias de apego inseguro.
  8. Patrones Repetitivos en las Relaciones:
    • Las personas con historias de apego inseguro pueden reproducir patrones similares en sus relaciones a lo largo de la vida, perpetuando ciclos de inseguridad y conflicto.